Especialistas en psicología, destacaron la importancia de que los venezolanos tomen emociones como la frustración, el orgullo, o la indignación y las conviertan en acción para generar cambios en su vida y en las circunstancias del entorno que las generó.

. El diagnóstico lo da la psicologa Siboney Pérez, especialista en Psicología Cognitiva, quien coincide con su colega Aura Sofía Díaz, doctora en Desarrollo Humano, al decir que ni estas, ni ninguna otra emoción puede ser catalogada como positiva o negativa, pues todas son necesarias y motorizan la acción en los seres humanos.

Concluyeron las especialistas que: «Las frustraciones diarias sin resolver llevan a la rabia, y la rabia sin resolver puede terminar en violencia». Por lo tanto; aprende a apreciar hasta las cosas más sencillas que tienes, que recibes, que logras. Reconoce tu frustración y sánala. Todos tenemos frustraciones, lo interesante es no quedarse en ellas. Busca algo que sí puedas hacer: un «yo puedo hacer», por pequeño que sea, es la recomendación de Díaz para los venezolanos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here